Psicología

Psicología

Para acercarnos al Área de Psicología de Centro Médico Fisios, nos acogemos al acierto y delicadeza con la que nuestro código deontológico (artículo 5, principios generales) define los objetivos de nuestra profesión, “El ejercicio de la psicología se ordena a una finalidad humana y social que puede expresarse en objetivos tales como: el bienestar, la salud, la vida de calidad o vida buena, la plenitud del desarrollo de las personas y de los grupos en los distintos ámbitos de la vida individual y social”.

“Nuestra profesión ser rige por los principios comunes a toda deontología profesional: sagrado respeto a las personas, protección de sus derechos, sentido de responsabilidad, honestidad, sinceridad, prudencia, competencia (……)” en definitiva, variables inherentes a la profesionalidad y buen hacer.

En Centro Médico Fisios, y desde una perspectiva cognitivo- conductual combinada con interesantísimas herramientas que nos proporciona la psicología positiva y el mindfulness, en tanto en cuanto propone la atención e implicación activa en el momento presente, podemos abordar las siguientes categorías disfuncionales:

  • Trastornos de ansiedad: (trastorno de angustia, fobia social, ansiedad generalizada, trastorno obsesivo – compulsivo, estrés postraumático)
  • Trastornos del estado de ánimo (trastorno depresivo, trastorno bipolar).
  • Trastornos de personalidad.
  • Afrontamientos des-adaptativos y desajustes personales, sociales, familiares o laborales.

En ocasiones, además, la propia evolución y el cambio inherente a la propia vida, pueden hacernos una llamada a la realización de un profundo proceso de autoconocimiento facilitador de nuestra adaptación a nuevos trayectos vitales. En este caso, podemos compartir y acompañarte también en esta indagación necesaria y apasionantemente vinculada a nuestra propia evolución y crecimiento.

blog-1
blog-1

Orientación cognitivo - conductual

La idea principal sobre la que trabajamos es la profunda interrelación existente entre nuestras experiencias, el modo en que éstas son procesadas e interpretadas, las emociones que ello nos despierta y los comportamientos que activamos o ponemos en marcha. En el abordaje de los casos integramos por tanto, pensamiento, emoción y conducta.

En este sentido, consideramos que en algunos casos estará muy indicado promover cambios incidiendo en el plano cognitivo, sin embargo no podemos olvidar que, dada la existencia de otras vías causales de determinados trastornos, consideramos también la posibilidad de acogernos a técnicas que inciden también en el plano afectivo y conductual que, junto con el cognitivo, están indisolublemente presentes en la vida del Ser Humano

Completamente congruente con la orientación mencionada, nos apoyamos también en interesantísimas herramientas que nos propone la psicología positiva, movimiento que nos ofrece la posibilidad de despertar a una nueva conciencia de bienestar y de acceder a un estado de plenitud vinculado a la grandeza del Ser y del Existir. Acoger y estar abierto a la experiencia de Vivir, junto a la realización de una serie de actividades intencionales que la psicología positiva nos propone, nos acerca al bienestar psicológico y nos conecta con ese estado de felicidad que es motivo de nuestra existencia.

Alimentando y complementando lo anterior, utilizamos también mindfulness como vía de atención e implicación activa en el momento presente.