Drenaje Linfático

DRENAJE LINFÁTICO

El drenaje linfático es una forna de masaje manual realizado con movimientos circulares suaves, superficiales y rítmicos que están destinados a mejorar la circulación de la linfa, favorecer la absorción de líquidos entre las células, mejorar el funcionamiento de las válvulas - el peristaltismo - de los vasos linfáticos y estimular la depuración de los elementos nocivos para nuestro organismo.

DRENAJE LINFÁTICO

El sistema linfático está formado por un conjunto de finos conductos que recorren todo nuestro cuerpo. Es un sistema estrechamente vinculado al sistema circulatorio de retorno y desde esta vinculación actúan en armónica sincronía.

blog-1

La función que desempeña este sistema está relacionada tanto con el equilibrio hidrológico y protéico de los tejidos como con la protección de la invasión o ataque de sustancias nocivas y microorganismos extraños en nuestro cuerpo.

A través de este sistema, se facilita la eliminación de los líquidos, proteínas y complejos moleculares que, por su dificultad para retornar al sistema venoso, quedan atrapadas en los tejidos.

La fabricación de anticuerpos para el sistema inmunológico es otra función importantísima del Sistema Linfático. A lo largo de toda la red de capilares linfáticos se encuentran los ganglios linfáticos. Su función es poner en contacto células defensivas (linfocitos) con los agentes patógenos y/o antígenos que circulen por la linfa, iniciando así la respuesta inmune.

  • La linfa no se bombea por sí sola. Su circulación o flujo depende de la presión del sistema circulatorio y del efecto derivado del masaje de los músculos.
  • La aplicación del masaje linfático puede hacerse de forma manual y a través de aparatos de presoterapia. Lo ideal es la combinación de las dos técnicas.
blog-1
BONDADES DEL DRENAJE LINFÁTICO
  • Limpieza y purificación del cuerpo gracias a la eliminación de residuos tóxicos.
  • Prevención de infecciones dada la estimulación del sistema inmunitario.
  • Mejoría de problemas asociados al sistema circulatorio, piernas cansadas, varices, hematomas....
  • Disminución de la inflamación producida por la acumulación de líquidos, ocasionados, frecuentemente, por la falta de movimiento o vida sedentaria.
  • Reducción de edemas post-operatorios o post-traumáticos.
  • Aliado de la relajación y la dismunución del estrés.
  • Mejora de algunos problemas de piel: Eritemas y celulitis.