ACUPUNTURA

ACUPUNTURA

La Acupuntura es un procedimiento terapéutico que forma parte de la Medicina Tradicional China.

Se realiza mediante la introducción de finas agujas metálicas en puntos específicos del cuerpo a través de la piel y/o mediante la estimulación calórica de esos mismos puntos usando moxas (compuesto de Artemisa Vulgaris que, al quemarse, desprende calor).

Los puntos a los que nos referimos son la emergencia de los denominados meridianos, caminos naturales por los que circula incesantemente la energía de nuestro cuerpo (Qi) que es la reguladora de nuestro equilibrio físico, mental, emocional y espiritual.

El movimiento o flujo de esta energía viene regulada por el prinicipio de polarización yin - yang. De acuerdo con la teoría de la medicina tradicional china, la enfermedad se origina y desarrolla cuando se altera el flujo del Qi y se produce un desequilibrio entre el yin y el yang.

Junto al principio de polarización yin - yang, la acupuntura nos remite también a la Ley de los cinco Elementos.

Desde la medicina tradicional china, el Ser Humano siempre es puesto en relación con la naturaleza. Agua, Fuego, Metal, Madera y Tierra son los cinco elementos que componen la naturaleza, todos ellos coexisten armónicamente e influyen directamente sobre nuestra salud. Para conocer el origen de la enfermedad, hacer el diagnóstico y tratar el desequilibrio, la medicina china, por tanto, considera al Ser Humano como un todo, incluyendo su relación con el medio o entorno.

blog-1
blog-1

PULSOLOGÍA

Tomar el pulso del paciente e interpretarlo es el paso previo a la inserción de las agujas o aplicación de moxas.

La pulsología nos ofrece la oportunidad de poder asociar las variaciones del pulso a las diversas afecciones o disfunciones que pudieran estar aconteciendo en la persona que recibe el tratamiento. Se trata, por tanto, de un método dirigido a diagnosticar el estado de energía de cada uno de los órganos del paciente.

En la fase de pulsología se realiza un estudio a través de la combinación de varios pulsos de la mano derecha y de la mano izquierda, así como de los diferentes niveles existentes en el continuo superficialidad - profundidad.

Al igual que los pulsos, la observación e interpretación del estado de la lengua es fundamental en esa fase diagnóstica. La rápida observación de la lengua por parte del terapeuta nos aporta información sobre el estado de los diferentes órganos del cuerpo y el conjunto de posibles factores patógenos que pudieran están afectando al organismo.

INDICACIONES

Considerando su efecto analgésico, antiinflamatorio, sedante y sobre todo regulador, la Acupuntura está indicada como tratamiento en una amplia gama de enfermedades:

  • Neuralgias y dolor crónico.
  • Rehabilitación de parálisis faciales y de extremidades corporales.
  • Espasmos gástricos, intestinales y uterinos.
  • Afecciones óseas, tendinosas, musculares y articulares.
  • Estados de ansiedad, estrés, insomnio, depresión, cansancio y otras alteraciones emocionales.
  • Dismenorreas.
  • Eccemas, Herpes Zoster.
  • Disfunciones del sistema respiratorio.
  • Disfunciones metabólicas.
  • Eliminación de tóxicos como apoyo en el tratamiento de diferentes toxicomanías.